“Kitsch”

Posted on Actualizado enn


Por kitsch entiendo dos procesos que tienen en común la manifestación de cierto mal gusto. Por un lado, la exhibición pretenciosa de aquello que carece de intención pero que se regodea en la acumulación de elementos tomados de muchas referencias, las cuales amalgamadas y fuera de contexto pierden su propio valor para convertirse en oropel, en ornamento. La fastuosidad de las formas, la textura de las telas, los colores diversos en tonalidades, los objetos que representan culturas ancestrales, en medio de un páramo carente de referentes que pretenden ser extraídos de los moldes copiados.

Por otra parte, entiendo también como kitsch el intento de legitimar todo aquello que manifiesta un mal gusto respecto a la estética pero que se manifiesta como un elemento sumamente popular, que se liga con las compulsiones, impulsos o procesos sociales de grupos dentro de una temporalidad determinada. Así podemos encontrar los deseos de hacer pasar el mal gusto por arte, lo cual es más que desproporcionado, simplemente burdo. 

Esto acontece, dado que la relevancia que se le da o se le infiere a las cosas resulta de mucho peso para los grupos sociales, de tal manera que contar con un aval que dimensione –en este caso, sobredimensione- las características del elemento impulsado resulta determinante para la aceptación pública del gusto personal. 

El peso social de la aceptación lleva a desbordar los límites de las actividades humanas, que están determinadas independientemente de cuestiones segregacionistas, porque hay determinadas circunstancias que hacen que algo se circunscriba o no a la actividad en que se le ubique. 

De tal manera, el arte es uno de los términos más vapuleados, ya que tradicionalmente refería a lo exquisito, el placer, la contemplación, lo veleidoso y, por lo tanto, negado para las masas que están más imbuidas por el trajín de la cotidianeidad y por la obtención de sus propios recursos satisfactores inmediatos que por la observación y la capacidad de análisis que esto debe implicar. 

El arte no está dado por la belleza que personalmente se le pueda encontrar a ciertos actos, ya que el término artístico ha devenido en la usanza de precioso, hermoso a ojos de quien lo profiere de tal forma. El arte conlleva en sí una capacidad de recreación pero sobre todo, de creación y de re-creación en el individuo que lo contempla, de tal manera que pueda invocar sensaciones, emociones, sentimientos e ideas que pueden converger en implosiones mas no verterlas en actos impulsivos insensatos.  

Así pues, el kitsch me parece que es una tendencia absolutamente válida en tanto resulta agradable a ojos del que gusta de ello y, por lo menos curioso, para aquellos que no se sienten identificados, entendiéndolo más que como la tendencia del mal gusto como el deseo de colocar en un entorno distinto elementos disímbolos, lo cual en última instancia lo estaría recreando y, por medio de ello, haciendo un acto de creación en sí mismo. No creo que todo aquello que manifieste elementos de mal gusto, comprendiéndolo como aquello que carece de sentido reflexivo o contemplativo, y que pueda hacer uso de cuestiones antagónicas a estos conceptos como lo es la violencia, tenga que tomarse como estético por parecerle atractivo a alguien, y sobre todo asumir que eso no lo convierte en arte, ya que el arte también está en lo que el espectador le aporta a la obra, con lo cual la mayor apuesta que puede hacer un individuo que guste de alguna manifestación artística es asumir que no todo lo que le gusta a uno es arte.

Escrito terminado el 13 de abril de 2005.

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s