Gracias, Karina

Posted on Actualizado enn


La pesadilla no cesó. Se profundizó la herida tomando por fin el hueso, ya había acabado con el tejido y el organismo se resistía a ceder, malentendiendo funcionamiento con obcecación. Obstinado irremediablemente. Sabía que pasaría y las probabilidades de que fuera pronto eran muy altas, conozco algo de su comportamiento, sé lo que necesita, no es tan difícil de encontrar, muchos dan lo que saben que esperan de ellos, aunque sólo sea un acto premeditado. Muchos hombres presumen de saberles dar lo que ellas quieren, muchas mujeres parecen emocionarse con lo que ellos hacen porque es lo que piensan que ellas quieren.

pscqml716322-02.jpgEs bueno saber que estás con alguien, a pesar del dolor infligido. Pareciera un hara-kiri pero la evidencia de la imagen, los dos abrazados, con tu sonrisa franca que dibuja las líneas alrededor de tu boca, ampliando tus mejillas así como la vitalidad en tu mirada hacen creer que llevaran mucho tiempo juntos. Curiosamente tiene algunas características similares a tu exnovio en el fenotipo, por quien te alejaste de mí la vez anterior, aunque en este caso él es más chico que tú, algo curioso, los mismos años que yo te llevo de diferencia. Tu infierno tristemente asumido es ceniza del pasado, de un pasado que ni siquiera está en tu memoria. Sólo queda en el recuerdo de un perro viejo moribundo en medio del callejón, arrastrándose para alcanzar la orilla, antes de que los siervos terminen por arrollarle. Pero está bien, hay que aprender a aceptar las cosas, aprender a asumir el fracaso total, ni siquiera pude lograr convencerte de la conveniencia de dejar las cosas en paz, de la voluntad de vernos como amigos, ni siquiera eso. Y tendré que aprender a vivir con ello.

Puede parecer estúpido, pero le agradezco a él que esté a su lado, no puedo menos que reconocer que le deseo a ella que se sienta bien, aunque no creo mucho en la felicidad permanente, espero que sea lo más dichosa posible, creo que no es muy difícil para las personas que viven el mundo como ella, sólo la realidad es dura e inclemente para quienes somos escépticos de las bondades naturales del sistema. Y lo que para mí es entereza y honestidad para otros es flagelo. Qué triste.

Gracias por todos los momentos juntos a lo largo de estos 8 años, con tus ausencias y en tu presencia, gracias por estar junto a mi abuela, eso es invaluable. Tendré que dejar por un rato guardados los recuerdos (espero poder hacerlo) en alguna parte. No se trata de olvidar puesto que no puedo borrar que, hasta el último aliento, serás una persona muy importante, la única mujer que hasta este momento me ha movido tantas cosas y que me ha dado los momentos más felices de mi vida.


Gracias por todo, Karina Juárez Boyso

2 comentarios sobre “Gracias, Karina

    Edith Karina escribió:
    6 mayo 2010 en 15:37

    César…

    Si sigues desgastando tu presente, por recuerdos del pasado, no podrás darte cuenta que si existe la felicidad permanente.

    Sanar corazón « M3m0r1@s d un c4dáv3r 4nd4n73 escribió:
    24 mayo 2011 en 23:23

    […] escribí la entrada Prénom: Álex esperaba que fuera un punto final a lo que tenía que reflexionar acerca de mi relación rota. Sin […]

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s