Disfraces

Posted on


zocalodesnudos-fiesta-de-disfraces-23.jpg     Me cagan los disfraces. De párvulo me vistieron como diablo para un día de muertos en el preescolar, con una máscara que salvaba mi reputación al portar semejante atuendo ridículo (no más que los otros pobres escuincles, por cierto) pero que también me sofocaba por el calor.

Finalmente, pude tomarme una foto con una niña que me gustaba, que también vistieron de forma infernal. Y ahora, muchos años después, terminé confabulado en la organización de una fiesta de disfraces con los del grupo del Zócalo.

Realmente lo del disfraz era lo de menos, lo importante era tener un pretexto para convocar a la gente y reunirnos nuevamente, ahora que estoy tan plácido con la convivencia que se ha suscitado con los compañeros. Me dio gusto que Griselda me apoyara a organizarlo, lo hizo muy bien y aparte de quitarme una presión de las que tenía por esos días me hizo sentir muy apoyado. Lo genial fue que llegaran tantos (llegué a pensar que seríamos nuevamente un grupo muy reducido) y que ahora estuviera más balanceada la asistencia entre la gente más joven y la de mayor edad del grupo.

Realmente ese día de la fiesta había sido muy tenso. Fue angustioso saber que no se prepararía el guiso que alguien más quedó en llevar también a nombre mío. La sustitución del mismo por la compra de un pastel me pareció ridícula y ya desde ahí fue un proceso de estarme mentalizando para controlarme. Después, llegaba tarde a la casa y mientras se arreglaba me preguntó en dos ocasiones a qué hora nos iríamos, cuando desde la primera vez le respondí que no sabía. Dado que no tenía claro a qué hora volveríamos de la fiesta esa noche y que al día siguiente tenía que enviar la autobiografía y un formato latoso y tedioso de autorregistro a la terapeuta, tuve que apurarme a transcribir en un archivo de texto lo que había escrito ya en papel e ir corrigiendo la redacción al mismo tiempo.

Y entre tanto, esta mujer en sus pedos, chingándome. Así pues, de la manera más tranquila posible, le dije que si quería irse de una vez que lo hiciera entonces. Es la manera más sosegada y elegante en la que he mandado a alguien a que deje de estarme jorobando en mi vida, creo. Al salirse, me quité la lata de encima pero no el disgusto ni la presión. Todavía, a las carreras, intenté conseguir un dichoso disfraz. No vale la pena narrar el recorrido que hice en busca del susodicho objeto del deseo pero el caso es que llegué todo sudado, cansado, fastidiado y apenado al departamento donde se llevó a cabo la reunión. Arribé todo revolucionado, fuera de mí y tengo la sensación de que el resto de la noche permanecí de tal manera, como en automático pero intentando estar  con todos, hablar con ellos, para que no se sintieran disgregados, me preocupaba que se llegaran a aburrir y que no se diera el espíritu de unión entre los presentes. Creo que sí se logró con la disposición de todos, pero tengo que decir que lo noté hasta que comencé a leer los correos electrónicos que enviaron expresando sus comentarios acerca de lo acontecido.

Ver nuevamente a Érika valió mucho la pena y aunque no pude hablar con ella como hubiera deseado escucharle hablando me tranquiliza, sin contar con la paz y comunión que sentí al abrazarnos. Cuando explicó, a punto de retirarse de la reunión, que me abrazaba porque desde que me conoció le di mucha confianza y su primo agregó que reconocía que yo tenía una vibra especial desde que me conoció también, a pesar de haber sido en el velorio de su abuela, exclamé que ojalá alguien más hubiera creído en lo mismo (por supuesto, me refería a Karina), a lo cual Iván contestó que era bueno que esa persona se hubiera alejado de mí dado que no me había sabido apreciar. Quién sabe si sea así. Pero escucharlo simplemente y sentirte valorado es sumamente reconfortante.

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s