Haciendo la suma…

Posted on Actualizado enn


Al grupo Zócalo•Desnudos:

Copiando a mi bien estimadísimo Iván cabe reflexionar que este año fue bastante diverso. Sufrí la muerte de mi abuela (la cual fungió como padre y madre para mí) el 2 de enero, después de un par de días de estar con ella en el hospital. Empezando mayo mi relación amorosa se había difuminado definitivamente instalándome el resto del mes en la depresión total. A la vez, sucedió el evento en el que todos estuvimos y comencé el contacto con algunos de ustedes para conformar el grupo que hoy día somos. Hubo un momento en que sinceramente creí que el grupo llegaba a su fin; poco después me di cuenta que gracias a una pequeña iniciativa, sin quererlo, había fungido de enlace para hacer que personas que hoy se conocen más estrechamente se hayan tendido lazos de afecto y aprecio, lo cual realmente me deja aún impresionado. La labor no es mía, es de cada uno de ustedes, los que han estado dispuestos a ceder espacio físico y tiempo para congregarnos.

 

par-de-delfines.jpg

 

Hice spinning y zumba, algo que ni con mi exnovia me animé a hacer, y que realmente disfruto por el simple gusto de estar con Norma, si no fuera ella seguramente con nadie más lo haría en este momento. De tal manera que por eso me puedo parar los domingos temprano, aún con toda la flojera del mundo y con la panza vacía y hacerme los 45 minutos de camino a su estudio. Para mí, el evento del Zócalo sí me volvió nudista y me siento con plena aceptación de mi cuerpo. Me he puesto a organizar actividades en el grupo cuando soy una persona bastante anárquica en mis actividades cotidianas y cada día voy peor. He participado en los proyectos de Iván, hasta casi parecer modelo en las fotos que están en la Facultad de Arquitectura, lo cual me hace sentir bastante contento, no tanto por el resultado (las fotos) sino por la convivencia suscitada en esos viajes a Morelos y a la casa de Los Reyes, Coyoacán. Me dejé maquillar en la fiesta de disfraces, a pesar de sentirme ridículo, sin temor a ser ofendido, dado el grado de confianza y compañerismo que siento de todos ustedes.

Iván en otro mensaje habló de lo que para él son las tres grandes perversiones, si no mal recuerdo las palabras que enumeró fueron: la heterosexualidad, la monogamia y la democracia. Estoy de acuerdo en ello, aunque para mí son más perversas, además de la monogamia, la religión y el éxito. Para mí, estas tres ideas provocan los actos más despreciables del ser humano. Por eso, gracias a Dios, soy ateo.

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s