Felicidad

Minientrada Posted on Actualizado enn


 En un mundo que se proclama optimista, los pesimistas estamos condenados al rechazo. Exponemos lo negativo pero nos dicen que somos responsables de ver lo que no existe. Como si se pudiera negar el aire. Somos sólo un espejo de las aguas turbias que salen de casa, que se anidan en el pecho. ¿Eso me hace infeliz?

Para mí, la felicidad es un estado pasajero en el que se conjuntan varios elementos que proveen la sensación de plenitud. Una plenitud constante me resulta difícil de creer. El movimiento crea cambios y éstos deben afectar esa plenitud, limitándola o expandiéndole, no creo que vayan siempre en un solo sentido.

Puedo recordar momentos -en los que-, personas -con las cuales-, lugares donde hube sido feliz. Como no son permanentes, debo hablar en pasado. Rememoro tres lugares donde he sentido felicidad: el cine, el escenario y la biblioteca. ¿Extraños? No lo creo. En esos lugares he podido dar rienda suelta a mis pasiones y he nutrido mis delirios. He podido hacer que mi vida rebase este pedazo de carne. He vivido otros mundos. La realidad resulta tan ordinaria que ante la cotidianeidad he perdido la capacidad de asombro. La cuarta pared se deshacía en el teatro o al bailar, pero se palpan paneles móviles en la densidad de la urbe.

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s