¿Orquídea o cactus?

Cita Posted on Actualizado enn


Pues finalmente sí deshice el plan para la fiesta de cumpleaños que me habían planteado organizar, aunque apenas antier Ramón me criticaba por hacerlo, bajo el argumento de que no estoy pensando en el deseo de querer celebrarme por parte de los demás. Tal vez es un buen argumento, pero creo que antes está mi poca disposición en estos momentos a celebrar una fecha, un número, que hoy día me hace no sentirme precisamente en la gloria. Los temores se hacen corpóreos.

Por esta razón, coloqué al pobre Ulises en la  penosa situación de hacer lo pertinente para informar a los pocos pero sinceros apuntados de la cancelación del festejo, algo que dio como resultado un correo cuyo texto copio, ya que me parece tal vez lo más halagador que hayan escrito alguna vez respecto a mi persona.

Siempre he pensado que existen personas que van de entre las orquídeas a las flores de desierto, entre unas y otras hay una enorme gama de flores, algunas bastante humildes y ordinarias. Pero en mi ejemplo las primeras, ambas plantas requieren situaciones muy específicas, las orquídeas son siempre las más delicadas y en invernadero es todo un logro poder tenerlas estables, son tan frágiles que cualquier cosa las altera y se pueden dañar, requieren excesivos cuidados; sin embargo las suculentas del desierto tan acostumbradas a lo mínimo sus flores son de las más bellas -a mi parecer-, lo malo es que cuando la gente decide adoptar estas últimas en medio de la ignorancia y cuando sacan a los cactus del de su medio, el gran primer error es llenarlos de atenciones innecesarias y terminan por ahogarlos.

Yo al menos la mayor de las veces me considero más un cactus y no ha faltado el que me compare con el nopal por lo baboso [:D], sin embargo, aunque mi fruto es espinoso, siempre deseo que sea el mejor que puedo otorgar.

En este caso… ¿Julio será una orquídea o una flor de desierto?…

Un comentario sobre “¿Orquídea o cactus?

    trujillomx escribió:
    3 mayo 2009 en 23:41

    Amigo, independientemente de los motivos de la cancelación de tu fiesta, la naturaleza, maquiavelicamente, se puso de tu parte, ya que pues con esta ocurrente pandemia, nos hubieramos abstenido de ir. je je je.
    Sin embargo, aunque los animos en este momento se encuentren decaidos, sabes que cuentas con la amistad de un gran grupo.
    Saludotes y un abrazo.

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s