Pendejo

Minientrada Posted on Actualizado enn


Despertar en la noche y poder ver perfilada la silueta,

rastrear las formas que el cuerpo cálido guarda,

deslizar la mano por la piel tersa que ha querido recostarse noche tras noche a tu lado.

Acostarse abrazados.

Dormir acompañado.

No cabe duda, Karina

mientras más pasa el tiempo

más claro me queda

qué pendejo fui

No supe amartesoy un pendejo

Un comentario sobre “Pendejo

    Rocío escribió:
    2 octubre 2009 en 15:47

    No me gusta… no me gusta el tono con el que te tratas: amar nunca es una una pendejada, es cierto estado extraño pero que se trata de gozar. Si la otra no vivió lo mismo esa es su historia, pero SU historia no justifica que te maltrates. Ya sabes: yo tengo imagenes que adoro: amaneceres, actos de amor (de deveras)… imagenes, acciones. Si el otro no las valora como yo (que es lo más seguro) ese es su rollo, no afecta el valor de mi vida, mi forma de ser… Te mando un abrazo, verás que me impactó leerte. No Julio, así no: ámate.

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s