Entre ZD y Cuerpos Desinhibidos

Posted on Actualizado enn


Es curioso que personas que no conocemos sepan algo de ZD, que pueden ser rumores u opiniones vertidas por alguno de los compañeros o de algún ex-miembro, ya si eso los anima a saber de nosotros o más bien les crea un prejuicio para temernos supongo que depende de las experiencias de vida de cada receptor. También supongo que es común que las personas tratemos de encuadrar en marcos conocidos todo aquello que nos rodea, para asumir nuestra toma de postura frente a ello. Es curioso que sepan de “historias truculentas”, supongo que su grado de veracidad o distorsión depende de quién lo haya comentado.

Como sea, creo que es interesante que se enteren de que existe el grupo, aún sin conocerlo, indudablemente cuando haya oportunidad de convivir con ellos podrán juzgar por sí mismos si somos buena onda o una bola de loquitos (me quedo con que seamos unos loquitos buena onda).

Desde mi perspectiva, hay una diferencia muy clara entre Zócalo•Desnudos y Cuerpos Desinhibidos. Ya hablé de ZD, así que menciono que a Cuerpos Desinhibidos lo entiendo como un proyecto de creación colectiva, con participación voluntaria, de fotografía artística construida a partir de propuestas vertidas por los mismos participantes en las instalaciones previstas para llevarlas a efecto, con el fin de conformar un acervo, el cual pueda ser en lo futuro exhibido, tras un proceso de curaduría riguroso. Para hacer las invitaciones a estas instalaciones, se creó un foro en los grupos yahoo, que entiendo ha funcionado más como una lista de distribución por correos electrónicos que como una comunidad. A partir de la integración de Eunice y de Iván a ZD, las invitaciones se hicieron también por medio de este grupo y, a partir de la respuesta a ello, los zocaleros que acudimos hemos buscado seguir participando en este proyecto. En algunas ocasiones, hemos ideado viajes para llevar a cabo estas instalaciones, las cuales han sido el centro de la actividad prevista, pero no el único objetivo. Incluso, la participación de los viajantes no ha estado condicionada a participar obligatoriamente en las instalaciones para esos proyectos fotográficos, ya que quienes no quisieran participar podían permanecer en otros espacios colaterales durante el tiempo en que se desarrollaran las actividades para las tomas.

Considerando que no somos modelos, se han contemplado dinámicas de sensibilización con el objetivo de que podamos entrar en un estado relajado que nos permita ser más flexibles con nuestro cuerpo y entrar en contacto con nuestras emociones, lo cual en ocasiones ha resultado complicado para algunos, lo cual ha resultado en que ello quede reflejado en las fotos que se han capturado. Estas dinámicas, como permiten la integración, han sido aceptadas por la mayoría de los participantes, precisamente por su carácter lúdico. Así, las dinámicas favorecen la introspección, en lo individual, y el juego, en lo colectivo, mas no determina coerción para indicar cómo o cuándo las personas deban desvestirse, en todo caso.

Debo decir que no tenía muy clara la posibilidad de relevancia de este proyecto, sino hasta que Ulises Velázquez se hizo cargo del mismo, ya que si bien Iván, junto con Carlos y Eduardo, fueron los originadores de la propuesta, me parece que esta cobró articulación y alma hasta que la visión de Ulises entró en escena, al grado que hoy día no puedo pensar en la continuidad de una propuesta concreta, seria y comprometida de Cuerpos Desinhibidos si no es con la participación de éste. Finalmente, una propuesta estética es una declaración de vida. Recuerdo que algún cineasta declaró que cada encuadre define una postura moral.

Esto es algo que Ulises tuvo la oportunidad de abordar de manera muy precisa y puntual el día que nos entregó a los participantes de las instalaciones las fotos de Tierra y yo somos uno, de Minotauro y de Pudor. También algunos se habían confundido e interpretado que las fotos tomadas durante esas sesiones serían compartidas, de la misma forma que las fotos que como cuates nos tomamos en cualquier otra circunstancia. Algo erróneo, fomentado porque en su momento hubo quienes compartieron las fotos indiscriminadamente, pero que en realidad, como son tomas que deberán ser seleccionadas, curadas y conservadas para la conformación del pretendido acervo, debiéramos tener muy presente que no forman parte de las fotos para el álbum personal o para el perfil de la red social, sino que tenemos que considerarlas como objetos conceptuales que aspiran a ser artísticos, a expresar algo, una intención más allá que la conservación del recuerdo de las fotos de almanaque.


Con esto, espero que haya quedado claro por qué veo muy bien delimitadas las diferencias entre ZD (grupo) y Cuerpos Desinhibidos (proyecto artístico).

Un comentario sobre “Entre ZD y Cuerpos Desinhibidos

    ulisesvel escribió:
    25 abril 2011 en 23:25

    Es en el tiempo en que por conocimiento de causa se unen cabos y se tejen las historias en un solo lienzo. No estoy familiarizado a profundidad con el lenguaje fílmico, en cuanto a la sucesión de imágenes para crear la ficción de movimiento; más bien con la aprensión de una muy particular realidad en un espacio y tiempo determinados. Al final la fotografía siempre miente, y no es un espejo de la realidad. El Colectivo Cuerpos Desinhibidos realmente murió el día 27 de enero del 2008 -aquel día usaba un traje color café-, después de ello sólo fue Cuerpos Desinhibidos con un desarrollo hasta 16-18 de octubre 2009 en aquella ocasión fue destruido aquel traje color café en aras del pudor. En buena parte el arte esta construido de símbolos, de referencias colectivas y personales. Así pues, di por terminada una muy intensa etapa de trabajo en febrero del 2010, con objetos que no aspiraban, sino son totalmente objetos conceptuales artísticos.

    De ahí en más –por lo menos hasta abril del 2011- sigue un trabajo latente, el cual ahora esta totalmente desprendido de su origen del 2007, porque teniendo en cuenta un ejemplo nacido del pathos: Padre no es el que engendra… y continuando… al menos Yo, no creo que la distancia sea el olvido, ni el silencio es el bálsamo para curar heridas.

    Yo, al menos sostengo el origen que me llevo a transitar por tantos estados emotivos e ideológicos, en ese punto el cuerpos desinhibidos, que yo defendí y trabajé en él y por el proyecto en sí, es un grupo artístico con actividades nudistas, que me llevo a replantear mi posición como autor, así pues, desligandome de neurosis autodestructivas ajenas.

    Ulises Velázquez
    Abril 2011

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s