Comentarios de poliamor 1.2

Posted on Actualizado enn


Guau, está genial la respuesta anterior, creo que da pauta para abordar varios puntos, que no es que no los hayamos tratado pero que tal vez se diluyen de pronto entre toda las cosas que hemos escrito en este espacio y que hemos incluso abordado en las reuniones, en las que sabemos que no todos han podido participar o estar en todas.

El hecho de que existan relaciones primarias y secundarias es una forma en la que parejas que están empezando sus procesos o que quieren preservar un área en donde se “proteja” a la pareja original puede funcionarles. Desde el principio he creído que estas relaciones parecen un tanto contradictorias, ya que el simple hecho de que haya quienes se vean como “primarios” y alguien que sea “secundario” ya da un orden de predominio y superioridad que, desde mi perspectiva, no favorece la equidad entre los involucrados, sino que marca pautas de conducta ya determinadas por las formas de amor en las que hemos crecido. Por ejemplo, me da la impresión que las parejas primarias protegen su relación porque se considera que la pareja original ha hecho los suficientes méritos para obtener o merecer el amor de la otra persona y que lleva ya un tiempo ejerciendo cariño, cuidado y eventualmente algún proyecto de vida. Lo cual no está mal, aquí el punto es que definitivamente cualquier persona que inicie una relación posteriormente pareciera ser culpable de llegar después que la persona que tuvo simplemente la circunstancia de haber coincidido en un momento de vida anterior.

Así, nadie es responsable de aparecer en determinado momento en la vida de alguien, sea antes o después, definitivamente cada relación necesita su periodo de tiempo para nacer y desarrollarse, algunas relaciones serán tal vez más largas que otras, pero hemos hablado que parte del desapego que manejamos en esta cuestión del poliamor tiene que ver con asumir desde el principio la eventual muerte de la relación amorosa, así sea porque nos lleve la muerte, pero toda relación termina en algún momento. Esto, más que intentar ser una catacumba para el amor, pretende llevarnos a la reflexión de que no tendríamos por qué buscar necesariamente la preponderancia, el hecho de creer que tenemos un amor en un nivel superior nos da elementos de confianza cuando no podemos soltar los lazos que nos amarran a aquello que nos provee una certidumbre basada en sentir que no estamos perdiendo lo que creemos hemos construido. Y eso puede generar en algún momento problemas para quien tiene que aceptar que su pareja tenga otra relación.
.
Sin duda, conocemos historias de personas a quienes la relación primaria les funciona y eso está muy chido, pero hay otras formas de relacionarse más equitativamente en las que me gustaría creer que podamos plantearnos también experimentar e intentar irnos por ahí, en primera instancia, en dejar fluir las decisiones de mi pareja, aunque no sean precisamente las que resulten más de mi agrado. A final de cuentas, yo tampoco tendría por qué estar escogiendo o aprobando de quién se enamore mi pareja, dado que las emociones son de cada quién y el modo o las circunstancias por las que amamos a determinadas personas luego son misterios de lo desconocido (o de lo muy escondido).

Recuerdo una charla temática en la que un compañero mencionó que, según él, la persona que llega tenía que sentarse a platicar con los miembros de la pareja y conocer qué era lo que ellos habían acordado para que él supiera a dónde se estaba metiendo, o bueno, por lo menos eso fue lo que entendí, me pareció curioso porque enseguida me imaginé la escena como una especie de corte donde los dos jueces tienen al acusado en el banquillo y lo oyen expresar sus alegatos para ver si merece la horca o le dan el privilegio de permanecer en la mazmorra mientras se gana el derecho a salir en libertad. Huy, la neta me dio escalofríos oir algo así, pero no se me hizo raro dado que él ha manifestado que el poliamor es contradictorio y que él no se asume poliamoroso pero que lo hace por estar al lado de su pareja, quien sí se quiere eventualmente relacionar con otras personas. Ahí hay un punto importante, cuando se establece una lucha interna en la pareja entre quien quiere aventarse al ruedo y quien tiene el miedo de que su pareja abra sus emociones hacia otras personas y ese conflicto es el que tendría que resolverse antes de que la pareja decida poder ser poliamorosa, antes de que se desaten los demonios, para eso sirven los acuerdos previos de la pareja.

Ahora, esos acuerdos sirven para que los dos involucrados puedan ir transitando en sus procesos, pero no quiere decir que se conviertan en las “reglas”, de hecho, ninguno tendríamos que pensar en “dictar reglas para que el otro o los otros se adapten” ya que eso es seguir pensando en imposiciones, como una estructura jerárquica tradicional, como la estructura que se supone estamos intentando revertir, deconstruir, para dar paso a una estructura horizontal, equitativa; cuando llega una tercera persona tampoco se trata de, como dice Diana, o te aclimatas o te aclichingas” porque  nosotros dijimos que las cosas van a ser así y nada más así, en este punto sería mejor trabajar nuevos acuerdos, considerando a la persona que llega, que tiene el mismo derecho que las personas que ya estaban en pareja, no es ni más ni menos valiosa.
.
En una relación de tres, los acuerdos pueden tratarse entre los tres presentes, pueden ser del pivote con cada una de sus parejas por separado o puede haber una combinación de ambas, dependiendo las dinámicas y los modos en que cada relación se ha establecido, las posibilidades son amplias. Aquí no hay que perder de vista que de lo que debiera tratarse es de llegar a consensos, un término que Diana usa muy claramente. En los consensos podemos externar cómo nos sentimos, lo que queremos, lo que proponemos y de lo que cada quien plantee poder armar algo que provea elementos que consideren todo lo planteado, una especie de término medio. Tal vez yo quiero ir a la derecha y tú a la izquierda, así que podemos acordar ir yo a la derecha y tú a la izquierda, o ir ambos hoy a la derecha o a la izquierda y mañana vamos juntos pa’l otro lado, ¿no?

A veces se piensa que la persona que está sola y pretende entrar a una relación donde ya están dos involucrados la tiene más fácil, porque no arriesga nada ni ha tenido que crear consenso previo, aunque creo que no se toma en cuenta el trabajo interno que por lo menos algunos hemos hecho al estar solos y trabajar precisamente en nuestros propios cambios, algunos lo hacen muy intensamente y otros lo hacen con mucha mayor fluidez. Como sea, al iniciar una relación, cada uno, en pareja o solos, estamos exponiendo y entregando nuestras emociones, así que en eso estamos a la par y no es poca cosa.

La palabra trieja entiendo que se usa para describir una relación en donde los tres están todos involucrados, no estoy seguro si igual aplica para una relación donde el pivote tiene dos relaciones independientes. A veces, nos cuesta trabajo visualizar cómo se pueden armar las relaciones poliamorosas, me he dado cuenta que partimos de supuestos y que nos quedamos con esas ideas, luego ya cuando se plantean otras cosas es cuando nos damos idea de que hay otras posibilidades, algo curioso, tal vez tiene que ver con el condicionamiento a arquetipos al que nos hayamos habituado. En los talleres donde hemos abordado los tipos de relaciones poliamorosas creo que ha sido muy claro cuando hacemos los dibujos de palitos y bolitas para hablar de las formas en las que pueden darse estas conexiones. Así que ahora hice uno muy sencillo para plantear el de tres personas.

Ja, ja, tal vez me salió muy esquemático con estos monitos pero creo que pueden ser útiles (bueno, eso espero).

También deseo que este choriqueso dé pauta para que surjan más comentarios, opiniones y, sobre todo, dudas, las interrogantes normalmente nutren mucho porque de ahí podemos ir aclarando nuestras propias circunstancias para que las reflexionemos y podamos encontrar qué es lo que queremos trabajar, lo que podemos hacer o simplemente retroalimentar nuestras ideas. Estos son mis planteamientos al respecto, de acuerdo al trabajo colectivo que hemos hecho y en el que seguimos en el caminito, andando.
Anuncios

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s