¡Ay, dolor!

Posted on Actualizado enn


They Say I am a Womanizer

Para ir acorde con los sagrados días patrios, de ¡Viva México, cabrones!, pozole, mariachis, trencitas, banderitas y bla, bla, bla… estoy escuchando pura música vernácula, las canciones rancheras que me gustan… y ustedes juzgarán si tienen algo en común.

“Ella”, con Pedro Infante:

Ella quiso quedarse cuando vio mi tristeza pero ya estaba escrito que aquella noche perdiera su amor.

“Las rejas no matan”, con Javier Solís:

¿Qué labios te cierran los ojos? Los ojos que a besos cerré, auroras que son puñaladas, las rejas no matan pero sí tu maldito querer.

“La barca de oro”, con Pedro Infante:

No volverán tus ojos a mirarme ni tus oídos escucharán mi canto, voy a aumentar los mares con mi llanto, adios, mujer, adios para siempre…

“Échame a mí la culpa”, con Javier Solís:

Sabes mejor que nadie que me fallaste, que lo que prometiste se te olvidó… y que una nube de tu memoria me borre a mí… cúbrete tú la espalda con mi dolor.

“Soy infeliz”, con Lola Beltrán:

Soy infeliz porque sé que no me quieres para qué más insistir. Vive feliz, mi bien, si el amor que tú me diste para siempre he de sentir. Vive feliz en tu mundo de ilusiones.

“Cielo rojo”, con María de Lourdes:

Solo, sin tu cariño, voy a caminando… y no sé qué hacer, ni el cielo me contesta cuando pregunto por ti, mi bien. Aunque yo sea culpable… de aquella triste separación, vuelve…

“Paloma negra”, con Lola Beltrán:

Y mi cariño con la aurora te vuelve a esperar. Ya agarraste por tu cuenta las parrandas, paloma negra… ¿dónde, dónde estarás?… Y aunque te amo con locura, ya no vuelvas… Dios, dame fuerzas, que estoy muriendo por irla a buscar.

“Cien años”, con Pedro Infante:

Te vi sin que me vieras, te hablé sin que me oyeras y toda mi amargura se ahogó dentro de mí. Me duele hasta la vida saber que me olvidaste… Y, sin embargo, sigues unida a mi existencia y si vivo cien años, cien años pienso en ti.

“Por un amor”, con Linda Ronstadt:

Pobre de mí, esta vida mejor que se acabe, no es para mí. Pobre de mí (ay, corazón), pobre de mí (no sufras más), cuánto sufre mi pecho que late tan solo por ti. Por un amor he llorado gotitas de sangre del corazón, me has dejado con el alma herida, sin compasión.

“Abrázame”, con Alejandro Fernández:

Abrázame y no me digas nada, sólo abrázame, no quiero que te vayas pero sé muy bien que tú te irás. Abrázame como si fuera ahora la primera vez, como si me quisieras hoy igual que ayer… Si tú te vas, me quedará el silencio para conversar, la sombra de tu cuerpo y la soledad serán mis compañeras… Si tú te vas, se irá contigo el tiempo y mi mejor edad, te seguiré queriendo cada día más, te esperaré a que vuelvas…

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s