Emociones

El amor tiene caducidad

Cita Posted on Actualizado enn

El amor viene de repente, sin esperarlo, una mirada, una sonrisa y una atracción fatal que indica que dos personas están abocadas a amarse. Pero el amor tiene, además de muchas caras, una fecha de caducidad si se trata del amor por sexo, porque la atracción sexual se va agotando y, aunque aparecen otros lazos de unión, el deseo se apaga como una vela para convertirse en otro tipo de relación basada en el cariño, en la ternura y, si esto no surge, mala cosa, es mejor romper para pensar en otra cosa.

Hay amores que matan y amores eternos, pero para la mayor parte de los mortales el amor es un hervidero de emociones que estallan o se armonizan, que se acaban o que se inflaman con el tiempo. No es lo mismo el amor a los veinte años que a los cuarenta y, sin embargo, no por ello tienen que ser menos bonitos o intensos.

Los amores no tienen edad, pero sí épocas y cada una de sus fases se caracteriza por algunas peculiaridades que, sobre todo, tienen que ver con la madurez de los amantes y el tiempo que ha transcurrido de convivencia entre ellos.

Cuando dos personas se enamoran el tiempo deja de existir y se convierte en un eterno en el que ni siquiera las horas tienen sentido, excepto en su ausencia o cuando se está esperando al amante. Pero, después, un simple abrazo, un beso, cualquier contacto dilata el tiempo hasta hacerlo desaparecer y las horas se quedan colgadas de la esfera que las sustenta.

Pero el tiempo, lo quieran o no, pasa y los sentimientos y las emociones se apaciguan. Comienza el conocimiento más cotidiano y real de esas dos personas, quizás ya vivan juntas y, entonces, las tareas domésticas y las obligaciones rebajan la lívido y la costumbre se apodera de la sorpresa y desgasta la emoción del encuentro.

Los amores que se basan únicamente en el sexo tienen corta duración, la atracción sexual tiene un promedio de entre dos y tres años. Pero hay otros alicientes entre dos personas para que se sigan amando como son las aficiones, los hobbies o, simplemente, la ternura que surge entre dos personas que se conocen a lo largo de los años y terminan por necesitarse.

El apoyo mutuo y la compañía, la necesidad de hablar con alguien que te conoce y el sentirse escuchado y reconocido son factores que, cuando son colmados, alargan el amor. La atracción sexual ha dejado de ser el aliciente primordial para convertirse en un tema secundario. Una vez que dos personas se han mantenido unidas durante años, surge la comprensión.     
El amor juvenil es arrollador y más sincero, pasional y sin prejuicios. A medida que la edad avanza, el amor se vuelve egoísta y las personas buscan además de una persona con la que estar, una persona que convenga. Empiezan a ser tenidos en cuenta el estatus social y otras consideraciones que nos permitan mantener nuestra propia independencia.  

El amor juvenil suele tener una duración menor que el amor más maduro que tiende a establecer más compromisos y suele ser más sosegado. Ya una vez experimentados esos primeros amores, el enamoramiento se racionaliza, más lo que le da más garantías de perdurar en el tiempo, aunque las sensaciones sean más apaciguadas y la pasión menos encendida.

Pero el tiempo en el amor es distinto si se está enamorado o no. Las horas pueden ser terribles si hay que aguantar y soportar una situación que no se desea, pero si la compañía es amable y entrañable, el tiempo no pasa y los años tampoco, porque la vida es plena.

 

Anuncios

Proyecto de vida en pareja

Cita Posted on Actualizado enn

Tu matrimonio, tu proyecto de vida

Ya hablaste con tu novio de casarse o por lo menos comenzar a vivir juntos …, ¡qué bueno! Pues ahora lo que falta es hablar de cómo van a formar su plan de vida. ¿Qué es un plan de vida? Es el proyecto de su matrimonio, asumiendo como matrimonio una vida en común con tu pareja independientemente del estado civil o religioso.

Hay que reflexionar sobre tu matrimonio, entonces, piensen en el futuro. Así, antes de dar el paso más importante de su vida piensen por ejemplo:
¿Cómo ven su matrimonio en 10 años, en 30, en 50..?
¿Cuántos hijos quisieran tener?
¿Y si no llegan, qué van a hacer?
¿Si viene un hijo con alguna enfermedad?
¿La esposa va a trabajar?
Cuando vengan los niños… ¿qué piensan hacer si la mamá trabaja?
¿Cómo van a educar a sus hijos?
¿Qué tipo de escuela quieren para ellos?
¿Cómo mantendrán vivo el amor y la ilusión que ahora tienen?
¿Qué objetivos buscan y basados en qué valores?
¿Para qué se unen?
¿Qué va a alimentar su vida en común?
¿Cuál será el sentido que quieren darle?
¿Qué lugar le van a dar a las respectivas familias de origen?
¿Qué van a compartir con sus familias y qué van a mantener en privado? ¿Qué tiempo les van a dedicar?
Hablen del dinero: ¿cómo lo van a manejar?
¿Es tuyo, mío o de nosotros?
¿Quién lo va a administrar?
¿Cuales serán sus prioridades para gastarlo?
¿A los amigos, qué lugar les van a dar?
¿Qué importancia le van a dar a la sexualidad?
¿Qué es lo que más los une?
¿Qué es lo que más los separa?

Averigüen que es lo que le gusta al otro para poder dárselo. ¿Sabes qué es lo que le gusta a tu pareja? ¿Sabes cómo comunicarle lo que te gusta?

Si el proyecto es de pareja tiene que ser de los dos y los dos tienen que estar de acuerdo. Claro que habrá que ceder de las dos partes, pero también recibirán.

Su proyecto será diferente a cualquier otro porque cada pareja tiene su propia personalidad, identidad y circunstancias así que debe tener un proyecto diferente. Tu plan con tu pareja va a ser como una brújula que los va ir guiando en los momentos buenos y malos. Les va a dar una seguridad para saber qué hacer, cómo y cuándo, para así conocerse mejor.

Otro tema importante es el del perdón entre los esposos, porque no crean que nunca va a haber problemas. ¿Cómo lo van a manejar?

El proyecto tiene que ser conciso y claro. Una idea de cómo visualizan su matrimonio. No pueden poner su felicidad en lo exterior, tienen que trabajar en lo interior. Los dos tendrán que crecer y cambiar, tanto juntos como a través del otro, buscando su mutuo bien.

Claro que el proyecto irá cambiando con los años y tendrá que ser revisado y modificado conforme vaya evolucionando su relación, pero lo esencial hay que conservarlo.

Es ahora cuando hay que hablar de estas cosas, no cuando ya se han juntado, aunque no es demasiado tarde si ya ha sucedido. Los actos se hacen con una finalidad, mayor razón un acto como es el contraer un compromiso de por vida…

¡Ánimo!, a divertirse haciendo su proyecto de vida compartida.

Evaluar si una relación de pareja tiene futuro

Cita Posted on Actualizado enn

¿Has salido alguna vez con un chico y no sabías cuales eran sus intenciones? ¿Alguna vez te has preguntado si esa chica es solo una amiga o una posible pareja? ¿Está alguno de los dos pensando seriamente en ir en serio? ¿O están los dos parados dando vueltas sin saber hacia dónde ir?

pareja-sepia.jpgPreguntarse “¿estamos juntos o no lo estamos?” es una fase natural de muchas relaciones cuando empiezan, pero también puede ser una forma de andar con evasivas de las personas que tienen miedo a comprometerse. El truco está en saber en qué situación estás antes de que sea demasiado tarde. “Nos metemos en relaciones sin sentido porque a menudo nos guiamos por nuestros corazones en vez de por nuestra cabeza, y para la mayoría de la gente esto no cambiará nunca. Normalmente nos sentimos atraídos por alguien por su físico, en vez de por su forma de ser,” dice Steve Scott, autor de “Aconsejado por un millonario.”

Marilyn Graman, una psicoterapeuta de Nueva York, cofundadora de la empresa La Vida Funciona, y autora de tres libros, entre los que se encuentra “Los príncipes no existen y otras cosas que tu madre nunca te dijo,” está de acuerdo con Steve Scott. “Muchas veces no buscamos la información suficiente acerca de la otra persona cuando empezamos a salir,” dice Marilyn. “Es importante conocer el pasado amoroso de una persona, porque su pasado tiene mucho que ver con cómo se comportará en el futuro.”

Tu vida

¿Crees que estás en una relación sin sentido? Marilyn sugiere que reflexiones acerca de tu pareja pensando lo siguiente:

* ¿Ha tenido alguna relación larga o la mayoría de sus relaciones han sido cortas? Si alguien no ha tenido nunca una relación que dure más de un año, es difícil predecir como se comportará en el futuro.

* ¿Hace planes para un futuro próximo, con uno o dos meses de antelación? Si no, esto puede indicar que después de una o dos citas más se empiece a cuestionar vuestra relación.

* ¿Habla de tener una relación larga o de matrimonio? ¿Hay alguna referencia en sus conversaciones acerca de cómo le gustaría que fuese una relación seria o el matrimonio? Esto puede ayudar a saber en qué punto de la relación está tu pareja.

Muévete

Si resulta que estás saliendo con un indeciso, hay unas cuantas cosas que puedes hacer para ayudarle a decidirse. Marilyn ofrece estos consejos:

* Atrévete. Di algo como, “sé que es pronto todavía, pero necesito saber si estamos en el mismo punto de la relación. Si todo continúa yendo bien, ¿haremos planes de futuro juntos?” Escucha atentamente la respuesta de tu pareja, pero presta atención también a los sentimientos que se esconden detrás de sus palabras.

* Sigue las pistas. No ignores las pistas simplemente porque no quieres que la relación termine. Tienes que estar dispuesto a saber hacia dónde va tu pareja.

* Afronta los hechos. Tómate en serio cualquier evasiva ante planes que ya se habían hecho como “resulta que no es el momento de conocer a tu familia” o “siento no poder pasar las vacaciones contigo como te había prometido.” Puede que algo esté cambiando y tienes que estar dispuesto a verlo.

Enjabonado. Aclarado. No repetir.

Para evitar relaciones sin sentido en el futuro, Steve Scott sugiere que pienses en la clase de relación que quieres y en la persona que puede dártela. “Yo enseño un proceso que llamo visión general que elimina la niebla de los ojos de cualquiera y activa su radar de relaciones, lo que significa tener una visión clara de dónde está la relación, hacia dónde va y qué pequeñas correcciones hay que hacer para llevarla a donde queremos,” explica Steve.

Para crear tu propia visión general:

1. Escribe qué cosas quieres de la relación. “Por ejemplo puedes querer una relación en la que tus necesidades emocionales y físicas estén satisfechas; una en la que haya una confianza total, compromiso y seguridad; una en la que la comunicación en ambos sentidos sea perfecta o una relación en la que tu pareja esté tan deseoso de satisfacer tus necesidades como tú las suyas.”

2. Tienes que tener claras cuáles son tus metas. Pregúntate a ti mismo qué pasos te llevarán a tus objetivos. Si buscas a una persona estable emocionalmente, una meta debe ser asegurarte de que tú estás bien emocionalmente para poder atraer a una persona equilibrada.

3. Traduce cada meta en una serie de pasos. Puede que te ayude leer un libro de auto ayuda o la meditación. “Aunque este proceso te puede llevar una hora o dos, te puede ayudar a conseguir con mayor rapidez el tipo de relación que deseas.”

Y no subestimes el poder de la personalidad a la hora de buscar una pareja mejor. “Una vez que entiendes la personalidad de tu pareja, entenderás la forma de satisfacer sus necesidades, así como la forma más eficaz de comunicarse con él y motivarle para que haga lo mejor por vuestra relación,” dice Steve. “También comprenderás sus necesidades y lo que es necesario para satisfacerlas. Sin esta evaluación, estarás dando palos de ciego, y tu relación tiene muchas posibilidades de extinguirse.”

¿Estás enamorado o amas?

Cita Posted on Actualizado enn

Se difunde que diversos estudios sobre las relaciones sentimentales nos dicen que el enamoramiento y estar enamorado no es lo mismo, son dos etapas distintas con sensaciones propias y diferentes.

El enamoramiento y sus conductas

El enamoramiento se da al principio de la relación y se distingue por un cambio muy marcado en la conducta:

  • Podemos estar horas y horas pensando en la otra persona.
  • Queremos estar juntos el mayor tiempo posible.
  • Estamos muy al pendiente de lo que necesita.
  • Nos interesa demasiado conocer más a la otra persona y que nos conozca, así como saber a ciencia cierta lo que la otra persona siente por nosotros.
  • Incluso podemos llegar a idealizar la relación o directamente a la persona, ya ella es quien nos gustaría ver como complemento perfecto a nuestras propias necesidades.
  • Aparece una gran atracción sexual y se tienen sentimientos positivos y gratificantes. En esta etapa las hormonas se alocan, se excitan para que esta sensación de urgencia obligue al encuentro apasionado, a la sexualidad, al erotismo.


El amor comienza realmente cuando termina el enamoramiento


Conforme transcurre la relación, poco a poco cada uno se va despojando de las capas que lo cubre para mostrarse tal como en realidad es.

Es en esta etapa cuando se define la dirección que tomará la relación, es decir termina o continúa, para abrirse paso a la experiencia de sentirse enamorado.


Para pasar del enamoramiento al amor en realidad es necesario identificar lo siguiente:

  • Toma tiempo y disposición para conocer a la otra persona.
  • Reconocer y aceptar los defectos,  ver sus fallas y ayudarle a superarlas.
    La otra persona también debe ser capaz de descubrir tus defectos, entenderlos y aún así, seguir amándote.
  • Ver lo bueno y lo malo de la relación y saber reconocerlo.
  • Ser realistas, después de un tiempo  la fantasía e idealización quedaron atrás.
    Ver la relación como una unión completa y perdurable.
  • Tener  conciencia con la pareja y la relación.
  • Compartir, dar y recibir.
  • Compartir intereses y sueños.
  • Reciprocidad: El amor no es sólo de uno.

El enamoramiento tiende a desubicarnos, nos lleva muchas veces a tener actitudes algo irracionales que pueden tener serias consecuencias; pero si somos personas quehemos trabajado aunque sea mínimamente en conocemos, aceptamos y queremos como seamos este período no tiene por qué desequilibrarnos, al contrario nos acerca más al centro, a la autenticidad personal y nos prepara para vivir plenamente la siguiente etapa.


El enamoramiento y el estar enamorado tienen cada uno su momento, no los confundan y mucho menos tomen decisiones precipitadas (especialmente durante los dos primeros años de la relación)si aun no identifican sus diferencias; tómense su tiempo, vívanlo y cuando estén listos(as) para el amor verdadero, ese que se distingue por ser fuerte y perdurable, recíbanlo con toda el alma.

¿Enamoramiento es igual a amor?

Cita Posted on Actualizado enn

Amor¿Enamorado o amas? ¿Conociste a alguien el fin de semana, hablaron por teléfono hoy lunes y crees que ya estás enamorad@? Lee esto y opina.


Recuerdas cuántas veces te has dicho: ¿Ahora si este es el buen@?, o simplemente has creído que esa personita inalcanzable, es el amor de tu vida y al momento de intercambiar palabras, messenger o celular pierde absolutamente toda la magia.

¿Has pensando alguna vez en los límites, realidades y mitos del enamoramiento?; pues no sufras más, aquí están algunas verdades y mentiras en aspectos del amor, resueltas y planteadas por especialistas y psicólogos.

¿Cómo nos enamoramos?

El enamoramiento como tal no comienza con una atracción emocional (como muchos suelen pensar), explota con la atracción física, un contacto de miradas, coqueteos, cualquier oportunidad para observar a esa personita es suficiente para perder el piso, y cualquier pretexto sería suficiente para intercambiar palabras.

He aquí un dilema, muchas veces esa sensación se termina al primer contacto; así que acudí al rescate de una especialista, Tania Bistrain, psicóloga de la Universidad Tecnológica de México, y comenta que esta desilusión es consecuencia de que a veces “idealizamos” o en términos más digeribles, a veces solemos(incluyendo a este corresponsal), atribuirle a las persona cualidades o virtudes falsas, algo parecido a no reconocer que la persona es enojona, o excesivamente cariñosa, simplemente nos fijamos en las cualidades y no reconocemos los defectos que llegan a ser muy evidentes.

Un consejo de la psicóloga es conocer más a fondo a la persona, intercambiar puntos de vista vivencias y no creer en la premisa “el amor es ciego”, ya que hay que abrir mucho los ojos.

Si llegas a superar esta etapa de la idealización, no quiere decir precisamente que ya estás enamorado, ya que viene un proceso algo confuso y es el de confundir el enamoramiento y el amor.

Se dice que la etapa de enamoramiento dura alrededor de seis meses, se torna algo narcisista o mejor dicho nos enfocamos mucho en el aspecto de buscar ser queridos y/o amados, olvidando lo que siente o el cómo se encuentra la persona con la que hemos empezado una relación.

¿Cómo saber que estamos enamorados?; pues aquí algunos síntomas del mismo: Sentir ansiedad por ver a la persona (comerse las uñas, rayar tu cuaderno con su nombre, que el tiempo se pasa lento), flotar en las nubes o andar en tirando baba (por decirlo finamente), necesidad de estar hablando con la persona.

También fantasear, como por ejemplo, que vamos a vivir toda la vida con esa persona, que por lo general al cabo de una semana se termina la magia o seguir agrandando y adelantando ese proceso de intercambio de emociones, vivencias que a la medida del tiempo, con una buena comunicación (y no me refiero a contarse todo lo que haces en tu día) fundamentada en el respeto y la confianza en tu pareja (no sentir miedo que conozca nuevas personas, salga sol@, etc), comenta la Psicóloga Bistrain, el tiempo que pases con esa persona es fundamental para superar la etapa del enamoramiento y llegar a comprender o sentir una de las palabras más famosas y conocidas del mundo, amor.

Algunos aspectos de interés

– El pasar tiempo con la persona, compartir intereses y gustos no obliga a algún día sentir amor

– El enamoramiento es fundamental en cualquier relación, es la etapa primaria para sentir amor

– El estar enamorados no quiere decir que la otra persona debe de adivinar lo queremos, pensamos o sentimos (aquí entra la comunicación)

– Se piensa con la cabeza no con el corazón

– Si puedes, consigue el libro “Los limites del amor” de Walter Riso para entender un poco más este proceso de enamoramiento-amor.

Fuente: Mario Enrique Sánchez

marioenrique.saga@gmail.com

http://tva.com.mx/detalle534.html

Anima y animus

Cita Posted on Actualizado enn

Anima y animus

Una parte de la persona es el papel masculino o femenino que debemos interpretar. Para la mayoría de los teóricos, este papel está determinado por el género físico. Pero, al igual que Freud, Adler y otros, Jung pensaba que en realidad todos nosotros somos bisexuales por naturaleza. Cundo empezamos nuestra vida como fetos, poseemos órganos sexuales indiferenciados y es solo gradualmente, bajo la influencia hormonal, cuando nos volvemos machos y hembras. De la misma manera, cuando empezamos nuestra vida social como infantes, no somos masculinos o femeninos en el sentido social. Casi de inmediato (tan pronto como nos pongan esas botitas azules o rosas), nos desarrollamos bajo la influencia social, la cual gradualmente nos convierte en hombres y mujeres. En todas las culturas, las expectativas que recaen sobre los hombres y las mujeres difieren. Estas están basadas casi en su totalidad sobre nuestros diferentes papeles en la reproducción y en otros detalles que son casi exclusivamente tradicionales. En nuestra sociedad actual, todavía retenemos muchos remanentes de estas expectativas tradicionales. Todavía esperamos que las mujeres sean más calurosas y menos agresivas; que los hombres sean fuertes y que ignoren los aspectos emocionales de la vida. Pero Jung creía que estas expectativas significaban que solo hemos desarrollado la mitad de nuestro potencial. El anima es el aspecto femenino presente en el inconsciente colectivo de los hombres y el animus es el aspecto masculino presente en el inconsciente colectivo de la mujer. Unidos se les conoce como syzygy. El anima puede estar representada (personificada) como una joven chica, muy espontánea e intuitiva, o como una bruja, o como la madre tierra. Usualmente se asocia con una emocionalidad profunda y con la fuerza de la vida misma. El animus puede personificarse como un viejo sabio, un guerrero, o usualmente como un grupo de hombres, y tiende a ser lógico, muchas veces racionalista e incluso argumentativo. El anima y el animus son los arquetipos a través de los cuales nos comunicamos con el inconsciente colectivo en general y es importante llegar a contactar con él. Es también el arquetipo responsable de nuestra vida amorosa: como sugiere un mito griego, estamos siempre buscando nuestra otra mitad; esa otra mitad que los Dioses nos quitaron, en los miembros del sexo opuesto. Cuando nos enamoramos a primera vista, nos hemos topado con algo que ha llenado nuestro arquetipo anima o animus particularmente bien.

Amor o deseo

Cita Posted on Actualizado enn

Resulta muy confuso determinar dónde empieza el amor y dónde el deseo, aunque ambos van unidos de la mano, a veces amas a alguien que jamás te atrajo fisicamente y que con el tiempo vas encontrando atractivo, puede suceder lo contrario, alguien a quien deseas mucho, te gusta demasiado y por quien sientes variadas cosas comienza a llenarte en el aspecto sentimental.

Pero también pueden presentarse como casos totalmente aislados, como dos lineas que no se juntaran jamas, existe alguien a quien amas, pero no te atrae en lo mas mínimo, no sientes nada con esa persona más que las de estar a su lado, abrazarlo y sentir su cariño, pero nada de deseo. En el otro lado está esa persona que quiza hasta te causa molestia su presencia, pero que te produce sentimientos encontrados, no puedes dejar de mirarle, de querer estar cerca de ella, y que de pronto sientes inmensos deseos que reprimes por tu aberracion.. . un dia, en un juego, en una fiesta, en una salida, algo se rompe, saltan chispas y todo deja de tener sentido, eso es deseo.

Cuando escuchamos esa palabra inmediatamente imaginamos todo lo relativo a la sexualidad, y aún cuando en cierta manera es cierto, tambien es verdad que son hechos distintos, pero uno lleva al otro.

Si caes en una confusion con tu pareja y no sabes si lo que sientes es amor o deseo, entonces te encuentras en una etapa de transicion, que ocurre comunmente, a veces las relaciones que comienzan como deseo se vuelven buenas relaciones si ambos dan de su parte más que el simple momento, entonces él tiene detalles hacia ella, ella corresponde y pasa de ser una relacion carnal a una relacion espiritual, o en el caso contrario, si ambos conviven, se preocupan por su apariencia porque están enamorados y quieren lucir bien con la otra persona entonces comenzamos a verlos atractivos, aunque sólo sea a nuestros ojos, pero eso es lo importante, que nuestra pareja nos atraiga, una relacion en donde se carece de uno de los ingredientes no es probable que funcione bien, siempre tendrá un pie chueco y los miembros de la pareja buscarán rellenar ese vacío buscando en otros lados, incluso en otra gente.

Pero ¿cómo saber si lo que sentimos es amor o deseo? Es una pregunta dificil, pero nadie mejor que tu la puede responder, sólo que a veces nos cegamos por lo que queremos creer y no es. Lee estas opciones y ve cual se acerca más a la tuya.

Sientes deseo si:

Sólo quieres estar con esa persona lo más cerca, oscuro y alejado de la gente.
Buscas emociones fuertes con tu pareja.
Puedes negar a tu pareja si hay alguien atractivo cerca.
Todo la noche piensas en lo rico que besa.


Sientes amor si:

Quieres compartir momentos familiares de tus amigos con tu pareja.
Buscas tranquilidad y confianza.
Hablas de tu pareja con otros miembros del sexo opuesto.
Piensas en esa persona cuando te dice que te quiere.


Obviamente esto no es todo, existen muchísimos signos que te indican qué sientes, si ves que tu amor es frío, entonces trata de avivarlo con pequeñas cosas y trata de dejar de hacer lo habitual, si sientes que pierdes a tu pareja por no ir más allá, atrévete, siempre hay un limite para todo, del cual no debes pasar si no te sientes con ganas de hacerlo, pero agrégale chispa a tu relacion viviendo tu sexualidad, recuerda que sexualidad y relaciones sexuales no son lo mismo, hay muchísimas formas de disfrutar un poco de deseo con tu pareja sin llegar al sexo.