Mi paisaje después de la batalla

De retrasos, cancelaciones y plantones

Posted on Actualizado enn

Como me he dado cuenta que el sentido común es el menos común de los sentidos (y yo soy muy sentidote), creo conveniente escribir esta nota para comentarles mi tolerancia respecto a retrasos, posposiciones, cancelaciones y plantones, cuestiones importantes que vale aclarar por la mínima consideración entre personas.
En cuanto a los retrasos, usualmente no tengo problema en esperar, suelo no molestarme cuando alguien se demora y soy muy comprensivo en cuanto a las mil situaciones por las que una persona puede llegar tarde a una cita. Sin embargo, eso no garantiza que no me irrite si la espera es mayor a media hora, no tanto por el retardo, sino por factores eventuales que ahora sí me desesperan, como la cantidad de gente alrededor, el clima, el ruido, mi cansancio, la hora de inicio del evento al que hayamos acordado acudir, etc. Finalmente, para mí, lo importante es que la persona llegue aunque no sea puntual (habiendo evitado, por ejemplo, recurrir a inventar un pretexto para no arribar).
Respecto a reagendar citas, tampoco tengo ningún inconveniente pues sé que luego surgen situaciones de improviso o que hasta llegamos a olvidar compromisos acordados previamente. Dado que creo importante el hecho de cumplir con aquello en lo que hemos quedado, suelo agradecer enormemente que mejor me pospongan alguna cita a que me dejen esperando, en la eternidad.
CallejaPor otro lado, las cancelaciones también las agradezco, si me avisan antes de que salga rumbo al punto de encuentro. Si la cancelación me es informada cuando voy en camino o ya que estoy en el lugar, es molesto pero por lo menos resulta mejor que ya no tenga que estar perdiendo tiempo esperando en vano. Si me cancelan en una ocasión, considero que se debe a una situación imprevista, de última hora; si lo hacen una segunda vez, me parece que podría ser una coincidencia o tal vez no, pero aún me resulta tolerable; empero, si lo hacen por tercera ocasión, y de manera consecutiva además, lo tomo como una demostración triste de desconsideración hacia mi persona y al vínculo afectivo que tengamos. 
Si me cancelan tres citas o si, de plano, me dejan plantado (que nunca cancelaron ni pospusieron el encuentro pero no llegaron, a pesar de haberlos estado esperando hasta una hora en el sitio acordado), pueden irse mentalizando a que no volveré a buscar verlos o a considerar comprometerme nuevamente con ustedes, dado que ambos casos me parecen una muestra muy obvia de desinterés en mi compañía, de falta de compromiso y de antipatía (o sea, cero empatía) hacia mi persona y a la compañía (poca o mucha) que les haya podido brindar. Según yo, esto no es de amigos.
Así pues, ahora sobre aviso no hay engaño, ¿va?
Anuncios

I’m waiting here

Vídeo Posted on Actualizado enn

Estrellas fugaces han aparecido en las pocas ocasiones que he volteado al cielo,

luego noto la brisa y me siento a pedir un deseo,

sigo armando el telar,

cada vez que te vas,

cada vez que me duermo.

I’m waiting here

As we fall
never forget me, dear
Your new love will
only find you there
Your deepest hell
never be same as when
we made love
where the horizon melts

We made love
under a dark moon
I’ve burned a lot of bridges
Some castles were made of sand
Only then

I’m alone
look at the sky, my dear
I am not
every falling star
Make a wish
every time I leave
so we can love
until infinity

David Lynch con Lykke Li
The big dream
2013

Empatía

Minientrada Posted on Actualizado enn

Un momento muy doloroso en la vida (por lo menos en la mía ha sido el mayor) puede ser cuando la persona amada decide irse. Quedamos con una sensación de abandono tan brutal que nos permite darnos cuenta -tiempo después- hasta qué punto no estamos habituados a la soledad y a hacernos cargo de nosotros mismos, con gusto. Quizá en ese momento es cuando la compañía resulta más necesaria, un gesto que nos haga percibir solidaridad y aprecio, recibir algo cuando nos sentimos con un enorme vacío. Como amigos, tal vez falta que lo tengamos presente, los tránsitos de dolor es cuando sabemos en quién podemos apoyarnos cuando desfallecemos, cuando no queremos saber nada o no identificamos cómo tener un mínimo aliento.

Soledad lìquida

En su oportunidad, hace años, hice una petición a algunos amigos, pues en las noches siguientes a la partida yo no quería dormir solo con mis monstruos, con los fantasmas rondando, y ese llamado lo atendió solo uno, algo que guardo con mucho cariño y agradecimiento, Arturo Garza, justo por el acompañamiento en un tiempo amargo y de mucha tristeza.

Electrónica

Minientrada Posted on Actualizado enn

Lo grandioso de la música electrónica es que no está basada en la armonía, sino en el beat, ese elemento que, en una buena sesión, puede llevarnos -como la marea- entre las pulsiones de vida y de muerte, que nos hace bailar sin que sea un pretexto para descargar cachondería, para arrimarse al otro en un ritual socialmente autorizado y sin tener que escuchar rimas forzadas y textos vulgares acerca del cortejo y del desamor, pues con la electrónica la conexión es con los sonidos, hacia el interior, con la piel que se eriza y que en un haz te eleva al universo, a sólo levitar.

Matar a tu padre y a tu madre

Vídeo Posted on Actualizado enn

Versión original del videoclip

¡Feliz día de las madres! Con esta bonita frase cínica (dado que no celebro el Día de la Madre ni me parece que su instauración en nuestro país así como su mercantilización actual que la motiva sean admirables, por no decir la falsa relación de la maternidad con lo sagrado, por simple santificación de un mexicano promedio tendiente a la culpa y al flagelo) compartí en la red social este videoclip de la canción de David Lynch “Good day today”, el cual me parece un punzante retrato de una típica familia cualquiera, una alucinante muestra de la eficaz forma en la que la familia tradicional devora a sus miembros.

Para mí, no hay maquinaria represora más efectiva que la familia nuclear (por encima de la Iglesia y el gobierno), capaz de limitar, condicionar, chantajear a sus integrantes con gusto, que no fomenta su independencia, su autonomía, sino que incentiva la sumisión, el autoritarismo, el proteccionismo, la jerarquía y la inequidad, formando a los hijos como padres/madres sustitutos de sus progenitores/hermanos/parejas. Solo que los mexicanos somos tan autoindulgentes que creemos que nosotros no somos también estos pequeños monstruos.

Sí, entiendo lo que estás pensando, muchos no identificamos haber vivido en una atmósfera nociva como la que el video representa porque hemos formado parte de ella (alguien de otra ciudad me decía que es como cuando dejamos de percibir el smog en el aire de la ciudad de México porque vivimos a diario en él) y, sobre todo, porque justamente desde la misma familia no nos acostumbran a ejercer la autocrítica y menos aún se tolera la idea de criticar a la sacrosanta familia, donde cualquier abuso es tolerado por el simple hecho de decretar que los progenitores lo hacen por nuestro bien o por el pueril argumento de que en casa de los padres se hace lo que ellos dicen.

La independencia, la autonomía, es el mayor aprendizaje de respeto que alguien puede tener, ya que de la consideración hacia mí parto para considerar a los otros, para entenderlos aunque no los justifique (empatía, no solo simpatía) y es en este sentido que dudo que una familia tradicional pueda ser semillero de propuestas, pero sí creo que desprenderse de esa dinámica puede generar un cambio para una siguiente generación que realmente promueva equilibrios, desde el hecho de poder ver a los miembros de nuestra familia genealógica en sus justas dimensiones e identificar que tomar distancia nos permite crecer, justo ahí creo que es donde está lo importante: distanciarse sin dejar de convivir con ellos.

Finalmente, todos estamos solos, pero nos cuesta lidiar con lo tremendo que puede ser afrontarlo y, por ello, incentivamos pequeñas grandes familias en casas donde la privacidad se pierde, donde no hay consideración de la necesidad de espaciamiento, de que haya un espacio íntimo, personal, para cada uno de nosotros.

El niño protagonista del video, al final, es mi héroe.

Todos deberíamos hacer lo propio.

Versión oficial del videoclip

The big dream (Moby reversion)

Vídeo Posted on Actualizado enn

El amor, perturbador, un sueño inalcanzable…

Love as the big dream

 

Embriagante e inquietante versión de Moby -quien también dirige el videoclip-, con la voz de Mindy Jones, del tema original de David Lynch

Love is the name
in the wind
The wind blows through
the trees and stars

We make a wish
to be
together

This night
when we dream
together
we’ll remember
when we dream
together
the big dream

The time has come
to say the words
we want to hear

David Lynch con Moby y Mindy Jones
The big dream
2013

Te quiero

Minientrada Posted on Actualizado enn

¿Te quiero?Que tu novio/esposo te diga, cuando decides ir sola a una convivencia, a una fiesta, a alguna reunión social: “tienes dos opciones: paso a recogerte y nos vamos o paso por ti y me quedo contigo hasta que nos vayamos”, no tiene precio…
Desgraciadamente, muchos hombres lo siguen haciendo porque creen -y quieren seguir creyendo- que es su derecho, que merecen la consideración de poder condicionar a su pareja, de ser tomados en cuenta como el primer (y, si es posible, único) hombre en su vida, aunque eso, aquí y en China, se llama machismo.
Lo lamentable es que, con el pretexto de que sean amadas, muchas mujeres ceden el control de la libertad de su mente, de su cuerpo, de su vida, y que esa sujeción seguirá pasando mientras ellas nos lo sigan permitiendo, en tanto continúen cuidando a sus vulnerables padres putativos sobreprotectores.