Puntos básicos de la sexualidad “swinger”

Cita Posted on Actualizado enn

1. No intentarás romper un matrimonio.

2. Respetarás las citas que acuerdes y avisarás oportunamente, en caso de algún cambio imprevisto.

3. Acudirás a la primera cita con una buena actitud, no con ánimo de hacer perder el tiempo a tu prójimo.

4. Nunca, por ningún motivo, ejercerás presión sobre nadie para obligarle a aceptar un encuentro, principalmente si es tu pareja.

5. No incitarás al estilo de vida swinger a personas que no manifiesten interés en ello.

6. Protegerás el anonimato de los demás con el mismo celo que defiendes el tuyo. No proporciones teléfonos, direcciones y fotografías de nadie sin previa autorización.

7. Cuidarás al máximo de tu higiene personal, apariencia y de tu salud.

8. Trata con respeto a los demás; las damas swingers, aunque liberales y de amplio criterio son ante todo eso, damas.

9. Sé cortés, amigable y compórtate con calidez con tus amistades swinger pero ten en cuenta que hay un cierto tipo de zona emocional que únicamente le pertenece al cónyuge de esa persona. No invadas territorios que no te corresponden.

10. Practica el sexo seguro, utiliza el condón y todo aquello que proteja tanto tu salud como la de los demás.

NORMAS BÁSICAS SWINGER

En el caso de un grupo, por lo transgresor de su propuesta, el ayudar a las nuevas parejas para que vivan una iniciación sin contratiempos, lo que es muy importante. Aquí van algunas normas básicas para dar los primeros pasos sin tropiezos innecesarios.

1- Como en todas las actividades sw, lo principal es no utilizar un encuentro para convencer a la pareja. En particular en un grupo de sexo, sería contraproducente y alteraría a los demás participantes. El grupo es para parejas convencidas de su deseo de practicar el sw.

2- Si todo está conversado y somos invitados como espectadores con opción a participar, siempre debemos no interferir ni pretender que el ritmo de los demás se amolde a nuestras necesidades.

3- Si estamos observando sin participar y sentimos el deseo de tocar a alguien, tengamos en cuenta que esa actitud también nos incorpora al juego y otros pueden querer tocarnos; es decir, ya dejamos de ser espectadores.

4- En un encuentro puede ser aceptado que la mujer de la pareja se incorpore sola al juego sexual y su pareja sólo mire, pero es dudoso que se vea bien esa actitud en el hombre.

5- Seleccionar en un grupo es posible, pero no es prudente pretender separar a la pareja elegida del grupo. Esa actitud indica cierta inmadurez para el sexo grupal.

6- El rechazo a otros participantes que no son de nuestro gusto en un medio donde la desnudez y la genitalidad es plena, es complejo. Pero hay señales que indican a los demás que no estamos dispuestos al intercambio, sin que ellos sientan esa sensación: un gesto delicado, una caricia y la toma de distancia son suficientes para marcar los límites.

7- Nunca debemos llegar a una reunión, mirar a las parejas e irnos de inmediato si no son de nuestro gusto. Las normas de respeto indican que podemos departir y conocer más a los presentes y retirarnos luego, cuando lo genital comienza a manifestarse. Las excusas sobran y son comprendidas por el grupo.

8- No llegues a una casa con las manos vacías. Si bebes, lleva tu bebida. Si te da hambre el sexo, lleva algo de comida. Si no bebes ni comes, igual aporta algo a la reunión.

9- El dueño de casa impone las normas en cuanto a ruidos y lugares donde se puede estar y compartir. Respétalo. Es su casa, su intimidad.

10- Nunca te retires sin ayudar a ordenar. Cuida dónde dejas tus cosas en desuso; el que gentilmente cedió su casa para que disfrutes no tiene que recoger tus desperdicios.

11- Nunca llegues con parejas que no fueron invitadas a una reunión sin antes informarle al organizador; es su derecho la selección de los participantes. Y mucho menos lo intentes si nuestros acompañantes son personas solas.

12- Si hay un malentendido con tu pareja y no puede esperar para ser discutido, retirate. Tus problemas no deben ser transferidos a los demás.

13- Retirarse antes de una reunión invitando a algunos de los participantes a acompañarlos, es una actitud imperdonable porque segrega a los demás participantes y ofende al dueño de casa que les dio un lugar en su reunión.

14- No intentes ingresar a un grupo con una pareja ocasional, sin antes explicarlo a las demás parejas o al organizador de un evento grupal.

15- Si recoges datos o teléfonos de las parejas presentes que más te gustan, no lo hagas frente a los demás: los que no son requeridos pueden sentirse mal.

16- Nunca reveles a otras parejas la dirección u otros datos de los lugares donde se realicen las reuniones. Lo sabrán cuando sean invitadas.

17- Lleven con ustedes una buena provisión de profilácticos, nadie tiene que hacerlo por ustedes.

18- Si desisten a último momento de participar de una reunión donde confirmaron su presencia, avisen a la persona que organiza.

19- La higiene y la presencia son tu carta de triunfo.

“MANUAL DE ETIQUETA” SWINGER

¿Cuál es el secreto para llevar una vida liberal exitosa? ¡Comunícate! Habla con tu pareja, conversa con otras parejas y sé tan atento y cortés con tu esposa como lo debes ser con los otros amigos.

Según estudios recientes , la mayoría de las parejas liberales entrevistadas refirieron haber mejorado de una forma notable su relación de pareja después de iniciarse en este estilo de vida, tanto en lo sexual como en lo afectivo; sus relaciones sexuales de pareja, aun después de años de casados, tienen una frecuencia de cuatro veces por semana y muchos describen su relación personal como más cálida e íntima, al haberse convertido en “cómplices” además de esposos. Y es natural, porque si una pareja puede discutir abiertamente su vida sexual, es lógico que puedan discutir y solucionar cualquier otro problema de la vida cotidiana en común. Pero es importante poner énfasis en lo siguiente: Si una pareja tiene ya problemas graves, adoptar este modo de vida no es la solución ya que en vez de beneficiar puede ser todo lo contrario. El estilo de vida liberal es para parejas que se aman, que se aceptan como son y que tienen consideración el uno por el otro.

Aunque no hay un código escrito y esté normado, básicamente, por el sentido común y por el trato social, hay algunas recomendaciones que les pueden ayudar en este estilo de vida (Ser swinger no es una moda, es un estilo de vida):

1. Sé cortés. Todos queremos ser tratados como personas, no como objetos y la cortesía es agradecida por todos. Trata a todos con consideración, sensibilidad y discreción. Recuerda la regla de oro: trata a los demás como quieres que te traten a ti.

2. Sé amigable. Aun que no te interese llevar a cabo alguna experiencia sexual con otra pareja o persona, respeta sus sentimientos, porque probablemente resulten ser personas interesantes y que te puedan aportar algo diferente.

3. Contesta todos los mensajes. No dejes de contestar todos los mensajes que se te envíen, aún cuando sea para decir simplemente “No, gracias”; de esa manera evitas que alguien pierda el tiempo y te lo siga haciendo perder a ti.

4. Prepárate. Si deciden tu pareja y tú concretar una cita con alguien, toma las previsiones del caso. Es indispensable llevar y usar preservativos, asimismo establecer previamente un código de señales sutiles para comunicarse entre ustedes, su aprobación o no de swingear.

5. Lleva acabo tus citas en un sitio agradable y seguro, la taquería o fiesta de la cuadra no es precisamente el lugar más adecuado para entablar una conversación agradable.

6. Toma en cuenta los sentimientos de los demás. Observa si tu esposa y la otra pareja o persona actúa de un modo relajado o tenso para que, de ese modo, contribuyas a disipar con un momento de buen humor o con una conversación amena cualquier cosa que pueda molestar a los demás. Recuerda, no todos sentimos ni pensamos igual.

7. Hagan saber a la(s) otra(s) persona(s) sus inquietudes, gustos, lo que les agrada y desagrada con claridad, para que así todos estén de acuerdo en las reglas a seguir.

8. Sólo acepta lo que sea divertido para todos. No pongas tu idiosincracia o forma de pensar a discusión ni polemices con las ideas de otros, porque lo que podría ser un encuentro sumamente divertido puede convertirse en una discusión política o religiosa que no conduce a nada.

9. No seas insistente. Si alguien, incluyendo tu esposa, dice NO no se vale preguntar ¿POR QUÉ?, puesto que, después de todo, el ser liberal significa la libertad de criterio y de acción tanto para ti como para las demás personas. Evade cualquier situación que pueda hacer que tu esposa se sienta forzada.

10. No abuses del vino, una persona que se le pasaron las cucharadas o que utiliza drogas no provoca atracción y deseo, sino todo lo contrario así como situaciones incomodas.

11. Si eres un single y alguna pareja te invita a participar, te debes acoplar y respetar las reglas de tus anfitriones, recuerda que eres el invitado y como tal te debes de comportar. Asimismo, bajo ninguna circunstancia intentes contactar o citar por aparte a algun@ de los integrantes de la pareja. Lo único que conseguirás es un rechazo total o una situación sumamente incómoda.

12. Si alguna pareja decide invitarte a su casa ten el cuidado de no ensuciar y depositar los preservativos usados en el lugar adecuado, recuerda que son tus anfitriones y no tu personal de intendencia ¡mucho
hacen con ofrecerte su casa!

13. Bajo ninguna circunstancia intentes swingear en tu casa si tus hijos o familiares se encuentran en el domicilio. El ser swinger implica no afectar a terceros.

Seguramente pueden parecer muchas cuestiones a considerar pero las mencionadas son suficientes para disfrutar de forma plena del erotismo y la sexualidad abiertos.

¿Qué significa “swinger”?

Cita Posted on Actualizado enn

La palabra swinger se deriva del verbo inglés “to swing” que significa balance, libertad de movimiento, oscilación; swinger pues, es aquella persona con amplio criterio, casada o soltera, que decide ejercer su libertad de acción en lo que respecta su vida sexual. Esto incluye el intercambio de pareja, la práctica de sexo en parejas, grupos de tres personas o más y todas las variaciones que puedan surgir con ello, dependiendo de las preferencias personales. Y aunque muchas personas confunden el estilo de vida swinger con el “wife swapping” o intercambio de parejas casadas (que siendo parte del movimiento swinger no lo es todo), cada vez más solteros de ambos sexos de todas las edades adoptan este excitante estilo de vida.

Swingear no es atractivo para todos y podría ser que tu espos@ sea una de esas personas que inclusive lo vean como algo negativo, fundamentalmente por prejuicios de orden religioso muy difíciles de cambiar. Pero si realmente piensas que ella/él podría terminar por disfrutarlo, te sugerimos que le persuadas lentamente, estableciendo desde el inicio que le amas por encima de todas las cosas y que su decisión debe ser enteramente libre, porque esa es la idea, que ustedes ejerzan su libertad. No le presiones, sino que haz que gradualmente se sienta cómod@ con la idea de ampliar la relación sexual más allá de los convencionalismos tradicionales. Fantaseen con ello primero, para que de esa manera, todo sea gentil, amable y con profundo amor, que, finalmente, es lo que realmente cuenta.

La conversación es fundamental y la falta de ella es una causa de problemas en la pareja, sea éste swinger o no. Demasiadas parejas tienen problemas graves porque resulta que cada quién busca lo mejor para sí mismo sin pensar en su otra mitad. Explora su sensualidad así como la tuya y una vez que tengan claro qué podría ser lo más satisfactorio para ustedes, contacten con personas afines y con las mismas inquietudes de ustedes. Te sorprenderás de ver cuántas personas sienten y piensan lo mismo que tú. Internet es un magnífico medio para iniciar esos contactos a través de intercambio privado de mensajes e ideas, hasta que sientan la seguridad de que un encuentro personal llegará a un feliz término.

La diferencia entre un contacto por Internet y un encuentro cara a cara con personas desconocidas es precisamente esa, que en los clubes y reuniones nunca sabrás con quién te vas a topar, lo cual para algunas personas de cierta posición social entraña riesgos. Desafortunadamente, el movimiento swinger es relativamente joven, lo cual trae como consecuencia que no sea socialmente tolerado y mucho menos aceptado, además de que como sucede en otras actividades de nuestra vida nacional, suele estar sumamente desorganizado. Por el contrario, al usar el correo electrónico -Internet-, las personas que contactes te hablaran previamente de sus preferencias, estilos de vida, formas de pensar, fantasías, etc. incluyendo muchas veces el intercambio de fotos, para que de ese modo reduzcas al mínimo el riesgo de experiencias desagradables. La sencilla lectura de los mensajes (estilo de redacción, vocabulario, maneras, etc.) te dará un muy buen indicio de cómo es aquella persona que te contacta así como de su nivel sociocultural y sus intenciones. Como es obvio, los contactos telefónicos o por buzones de correo normal que ciertos boletines te ofrecen no pueden cubrir toda esta gama de información previa y lo más importante, interactiva. Internet sigue siendo hasta ahora la mejor opción para contactos privados y seguros.

ESTILOS DE SWINGERS

Antes de describir los estilos existentes de swingers debemos, de alguna manera, tratar de definir lo que esto implica.
Desde su origen, el cual algunos suponen en la década de los 40’s, cuando los soldados norteamericanos en la segunda guerra mundial, encontrándose en Europa o Asia iniciaron la practica de intercambiar sus parejas ocasionales. Muchos de ellos se trajeron esa práctica a su regreso, conociéndose entonces como “wife-swapping”.

Posteriormente, durante las décadas de los 50’s y 60’s, las practicas entre parejas se fueron ampliando, abarcando opciones que les eran eróticas a diferentes tipos de parejas. Esto finalmente le dio al termino swinger la definición de todo un estilo de vida, de una pareja o persona que vive su sexualidad en forma plena.

En primer lugar podríamos clasificar al swinger en dos grandes grupos:

EL SOFT SWING

Observar a otra pareja durante sus relaciones sexuales. Puede también incluir juegos y tocamientos con las parejas opuestas incluyendo sexo oral, pero sin penetración, para esto cada persona regresa a su pareja primaria. Puede esto agregar un poco de pimienta a la relación de pareja y permitirles tener la diversión sin el riesgo de los celos. Muchas parejas se inician como soft-swingers cuando empiezan a explorar este estilo de vida, pero no hay que pensar que todos los soft-swingers eventualmente se convertirán en “full swingers”.

FULL SWINGERS

Tener relaciones íntimas con otras parejas o individuos. Contrario a lo que se pudiera pensar, esto no lleva a la comparación, sino a la variedad de estilo y técnicas que posteriormente se pueden aplicar en la relación íntima y especial con la pareja primaria, agregando con esto un erotismo que evitara la rutina. Para llegar a esta fase debe existir una comunicación plena y abierta con la pareja primaria, y se deben haber establecido los límites y condiciones sobre las cuales se basara el juego. Esas reglas deben ser respetadas a rajatabla, sin reservas de ninguna especie. Si uno de los miembros de la pareja decide que no desea continuar con el juego, por mucho que lo este disfrutando su contraparte, el juego debe ser suspendido de inmediato. Recuerda que se trata de ampliar los horizontes, de descubrir su sexualidad, de disfrutar EN PAREJA.

Posteriormente podemos continuar con el SWINGER CERRADO, en donde hay un intercambio de parejas (WIFE-SWAPPING o PARTNER SWAPPING), pero se lleva a cabo en habitaciones separadas. El swing cerrado permite una experiencia mas intima. Algunas personas sienten que les permite mayor libertad para explorar con menos interrupciones para su disfrute.

Como contraparte de lo anterior, existe un SWING ABIERTO, en donde se da el intercambio de parejas en la misma habitación y muchas veces en la misma cama. Esta modalidad incluye las orgías o sesiones grupales y es excelente para personas exhibicionistas y voyeuristas, que se pueden mostrar o simplemente disfrutar observando a su pareja juguetear. Algunas personas encuentran que el swing abierto permite una total liberación de sus deseos sexuales y fantasías. Para que el swing abierto funcione, ninguno de los participantes debe ser celoso.

A partir de los grandes grupos arriba descritos se desprenden tantas variantes como la imaginación lo permita. Es por ello que la confianza, la honestidad y la comunicación con la pareja primaria es tan importante, pues se debe definir no solo lo que ambos consideran erótico y excitante, sino con cual de las variantes seria conveniente comenzar a experimentar, cual y como seria el método mas adecuado de aproximación a la comunidad swinger, en fin, que ambos deben estar perfectamente claros sobre sus expectativas como pareja al entrar a esta forma de vida.

Es importante mencionar que las reglas y límites establecidos están sujetos a cambios y variaciones, pues conforme van conociendo diferentes experiencias y ampliando su abanico de posibilidades sexuales, lo que al principio parecía lógico e inflexible, después puede parecer incluso un freno al pleno disfrute sexual como pareja.

Bmzz-MWCEAA-Jwq

Algunas variantes más comunes en el estilo de vida (lifestyle) podrían ser:

-TRIOS

También conocido como threesome o menage à trois. Esta variante es quizá la más común de todas y la forma en que la mayoría de las parejas se inicia en el swinging. Consiste en incluir un tercero(a) en la relación intima de la pareja. Si la persona incluida es una mujer, entonces seria un trío mujer-hombre-mujer o MHM, si es un varón seria un trío hombre-mujer-hombre o HMH.

-CUARTETO

También conocido como soft-quartet o SQ. Esta es una forma muy común de soft swing en donde dos parejas comparten la misma habitación y se realizan juegos eróticos que incluyen petting (caricias) y sexo oral a la pareja diferente a la propia. En estos encuentros puede o no haber intimidad sexual y penetración, pero esta siempre será con la pareja primaria.

WIFE SWAPPING

Ahora llamado partner swapping. Esto se refiere al intercambio de parejas, que puede ser cerrado o abierto, como se explico arriba. Muchas personas confunden esta variedad con el concepto swinger, así que vale la pena aclarar que esto es tan solo una de las muchas opciones que el estilo de vida swinger ofrece.

Podríamos seguir mencionando las muchas variedades existentes, pero es siempre mejor que cada pareja o persona que decida elegir este estilo de vida swinger descubra, disfrute y discrimine aquellas prácticas que le sean más placenteras. Quizá exista una pareja exhibicionista-voyeurista, en donde la mujer obtiene placer mostrándose atrevidamente y su pareja lo obtiene observando ese comportamiento en ella. O quizá parejas froteur, o que disfrutan del bondage, de la restricción, privación sensorial, sexo en público, en fin, como decíamos anteriormente: la variedad esta solo limitada por la imaginación.

Tamaños promedio del pene por países

Cita Posted on Actualizado enn

Según un estudio publicado por la Sociedad Española de Andrología en el año 2001, las medidas del pene en erección entre los españoles era de 13.58 cm en promedio. Este dato llevó a un médico llamado Eduardo Gómez de Diego a cuestionar la precisión del estudio, puesto que su propia experiencia clínica le habría hecho calcular otro resultado. El médico en cuestión, director de la compañía Andromedical, pasó un año consultando diversos estudios urológicos y andrológicos, como el japonés Journal of Sexology o el hindú The Jacobus Survey.

Finalmente, publicó las longitudes medias del pene en estados de erección y de flacidez en 15 países. El promedio  arrojado de este universo estudiado fue de 14 centímetros, considerando que dichas mediciones parten desde la unión con el abdomen, siguiendo la arista superior del tronco, hasta la punta del glande. Estos fueron los resultados.

Corea del Sur   Erección: 9.6 cm – Flacidez: 6.9 cm

Medida promedio del pene en Corea

India   Erección: 10.2 cm – Flacidez: 7.25 cm

Medida promedio del pene en Italia

Grecia   Erección: 12.18 cm – Flacidez: 9 cm

Medida promedio del pene en Grecia

Brasil   Erección: 12.4 cm – Flacidez: 11.10 cm

Medida promedio del pene en Brasil

Arabia Saudita   Erección: 12.4 cm – Flacidez: 9.2 cm

Medida promedio del pene en Arabia Saudí

Venezuela   Erección: 12.7 cm – Flacidez: 9.5 cm

Medida promedio del pene en Venezuela

Estados Unidos   Erección: 12.9 cm – Flacidez: 8.8 cm

Medida promedio del pene en EE.UU.

Japón   Erección: 13 cm – Flacidez: 8 cm

Medida promedio del pene en Japón

España   Erección: 13.58 cm – Flacidez: 9.8 cm

Medida promedio del pene en España

Colombia   Erección: 13.9 cm – Flacidez: 8.95 cm

Medida promedio del pene en Colombia

Chile   Erección: 14 cm – Flacidez: 10 cm

Medida promedio del pene en Chile

Alemania   Erección: 14.48 cm – Flacidez: 10.5 cm

Medida promedio del pene en Alemania

México   Erección: 14.9 cm – Flacidez: 11 cm

Medida promedio del pene en México

Italia   Erección: 15 cm – Flacidez: 10 cm

Medida promedio del pene en Italia

Francia   Erección: 16 cm – Flacidez: 12 cm

Medida promedio del pene en Francia

Fuente: www.andromedical.com/es/productos/aparatos-para-el-alargamiento-del-pene/tamano-del-pene-en-el-mundo

Adicionalmente, cabe mencionar que en alguna página web se agregó a este conjunto una medición supuestamente realizada en Argentina, que resultó una falacia y cuyos resultados sobresalían por resultar desproporcionados.

Argentina   Erección: 21.15 cm – Flacidez: 14.40 cm

arg.jpg

Ahora pregunto: ¿por qué hacer un estudio acerca de los tamaños del pene y escoger sólo 15 países? Tal vez la respuesta se encuentre al saber que la compañía distribuye y vende un producto para supuestamente alargarlo, llamado extensor peneal Andro-Penis, que es una especie de armazón en forma tubular para uso cotidiano que se coloca en el miembro, cuya estructura requiere una especie de tira que debe sustituirse con repuestos.

Digo, negocio es negocio…